The Designer

ENG.  When only a child, Angela Toro used the trestle of her study table, some pillows and her step dad's belts to make a horse and ride through her imaginative world. Today she has managed to translate her vision from the advertising – photography world to her western core with her nena toro brand.

Five years ago she begun her nena toro ´s  journey in Colombia where she enrolled in figurine and designing courses. Her interest in leather got her an internship in a renowned local business in Ibagué: El Puma, where she acquired skills from how to make saddles and to how to make western accessories. Then she enrolled in a one to one classes with artisian she admired and took some time to perfect her hand made skills. She wanted to make sure each piece had an element of uniqueness and story.  by Helen Gold


ESP.  Ángela Toro o como cariñosamente le llaman: La Nena Toro, estudió Bellas Artes con énfasis en Dirección de Cine, Guion y Producción, en la Universidad Central de Florida en la ciudad en Orlando, logrando desarrollar una carrera de alto nivel con las más prestigiosas agencias publicitarias en los EEUU, en especial en la reconocida Onda Films y participar en producciones para firmas como Heineken®, Ford entre otras.  Mientras realizaba sus estudios, siempre inquieta e hiperactiva, trabajó también en Disney World, corporación que le otorgó varias becas para llevar a cabo sus estudios universitarios.

En el camino desarrolló otra de sus pasiones, la fotografía logrando por su propio mérito ser retratista de artistas de la talla de ErozRamazzoti, Alejandro Sáenz, Juanes, Manuel Quijano, Antonio Carmona, Custo Barcelona, Frank Gehty entre otros. Como reportera gráfica trabajó con el  periódico Nuevo Herald y en revistas como Mercado de Dinero y Venue Magazine. Su obra gráfica ha sido exhibida en galerías de Coral Gables en la ciudad de Miami y adorna algunas paredes principales de la cadena Sheraton.

A pesar de semejante hoja de vida la Nena Toro siempre llevaba en su corazón campesino dos veleidades o pasiones ocultas que tarde o temprano aflorarían. El diseño de objetos en cuero, remembranza y enseñanza de la compañia de su padre, y la modificación de objetos utilitarios, en especial la bisutería, la ropa y los accesorios femeninos.   Para afinar su inquietud estudió el manejo de marroquineria en Bogotá, Figuirine en La Salle College y se inventó su propia pasantia para no dejar detalle en el que se pudiera especializar en una fábrica histórica y renombrada en el centro de Ibaguè: El Puma.  

Los objetos van saliendo de sus manos como por arte de magia.  De su mesón de trabajo se van ubicando poco a poco en estantes atípicos creando un conjunto sorpresivo con el carácter y singularidad de una pieza de arte: rústica, única, irrepetible y fascinante… tal cual como su creadora.  Por Guillermo Torres

Nena Toro

lanenatoro@mac.com

Tel:  (317) 636 - 7019